Conducir bajo los efectos de anfetaminas es peligroso porque

Conducir bajo los efectos de anfetaminas es peligroso porque

Conducir bajo los efectos de las drogas; sanciones

Conducir requiere habilidad y concentración en todo momento. Conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol afecta a la capacidad de juicio y aumenta el riesgo de accidentes. En la mayoría de los países existen normas estrictas sobre la cantidad de alcohol que se puede beber cuando se está al volante y cada vez se presta más atención a cómo las drogas también afectan a la capacidad de conducción.

El consejo es sencillo: No conduzca bajo los efectos de las drogas o el alcohol.    Averigüe cómo afectan la bebida y las drogas a su capacidad de conducción y qué puede hacer para garantizar su seguridad en la carretera.

Si tienes que beber, asegúrate de que conoces las directrices vigentes y mantente estrictamente dentro de los límites. Planifica tu viaje: si tienes intención de beber, organiza un viaje alternativo para la vuelta con un compañero, un amigo o utiliza un taxi.    Si bebes espontáneamente, mantente dentro de los límites o pide que te lleven a casa. También hay que estar atento a los demás; si se pone en duda la capacidad de conducir de un amigo o colega, se pueden salvar vidas.

Si tomas un medicamento recetado, lee atentamente el envase para saber cuáles son los posibles efectos secundarios. Pregunte a su médico si es seguro conducir y controle su reacción a los medicamentos. En caso de duda, busque más asesoramiento médico y evite conducir si hay alguna posibilidad de que su capacidad de conducción se vea afectada.

Marcar esto como información personal

Cuando conduces, tus manos, ojos y pies controlan el vehículo, y tu cerebro controla tus manos, ojos y pies. Para conducir con seguridad, debe estar alerta, ser consciente y ser capaz de tomar decisiones rápidas en respuesta a un entorno que cambia rápidamente.

  Carta certificada del ministerio del interior que puede ser

El alcohol y otras drogas alteran el funcionamiento normal del cerebro y del cuerpo, e interfieren incluso con la capacidad del conductor más hábil y experimentado para conducir con seguridad. Aunque las distintas drogas pueden tener efectos diferentes sobre la conducción, cualquier droga que ralentice, acelere o cambie la forma de ver las cosas puede afectar a la conducción, a menudo con consecuencias trágicas.

El alcohol reduce el estado de alerta y la coordinación motriz. Las personas que conducen después de haber consumido alcohol no pueden reaccionar tan rápidamente cuando lo necesitan. Su visión se ve afectada y puede ser borrosa o duplicada. El alcohol altera la percepción de la profundidad, lo que dificulta saber si otros vehículos, peatones u objetos están cerca o lejos. Y como el alcohol afecta al juicio, las personas que conducen después de haber bebido pueden sentirse demasiado seguras y no reconocer que sus habilidades de conducción están reducidas. Es más probable que conduzcan de forma descuidada o temeraria, zigzagueando, acelerando, saliéndose de la carretera y, con demasiada frecuencia, chocando.

Marcar esto como información personal

Una droga es una sustancia que cambia tus sentimientos, percepciones y comportamiento cuando la consumes. Una vez bajo la influencia de una droga, te conviertes en un mal juez de tu capacidad para conducir. Con algunas drogas, otras sensaciones y sentimientos se vuelven más importantes para ti que la carretera. Con otras, te vuelves insensible a lo que te rodea y cada vez eres menos capaz de afrontar los riesgos y los detalles de la conducción.

  Cuanto mide el pene de una ballena azul

Produce un estado mental de ensueño y crea la ilusión de que tus sentidos son más agudos que nunca. Aunque es cierto que tu atención se concentra, en realidad te preocupas por pensamientos o visiones inusuales, no por la carretera. Esa sensación de "distanciamiento" altera tu sentido del tiempo y del espacio, dificultando la toma de decisiones rápidas, el cálculo de distancias y la velocidad, y provocando pensamientos lentos e inconexos, mala memoria y paranoia. Incluso horas después de que desaparezca el efecto, esta incapacidad para enfrentarse a lo inesperado persiste.

Las drogas psicodélicas más fuertes, como el LSD, el PCP y la mescalina, desorientan tanto al consumidor que la conducción se vuelve casi irrelevante. Bajo la influencia de estas drogas, es probable que veas, oigas, huelas y sientas cosas que ni siquiera están ahí, y te concentras en estas alucinaciones hasta excluir cualquier cosa tan ordinaria como la carretera. Estos pensamientos extraños pueden provocar una especie de pánico que puede causar la pérdida total del control.

¿Qué drogas se sabe que perjudican la conducción?

Aunque la mayoría de los medicamentos no afectarán a su capacidad para conducir, algunos medicamentos con y sin receta (también llamados de venta libre) pueden tener efectos secundarios y causar reacciones que pueden hacer que no sea seguro conducir. Los efectos secundarios pueden ser:

Algunos medicamentos pueden afectar a la conducción durante un breve periodo de tiempo después de tomarlos. En otros, los efectos pueden durar varias horas, e incluso el día siguiente. Y algunos medicamentos tienen una advertencia de no manejar maquinaria pesada, lo que incluye la conducción de automóviles.

Las personas con insomnio tienen problemas para conciliar o mantener el sueño. Muchos toman medicamentos para conciliar el sueño. Sin embargo, al llegar la mañana, algunos medicamentos para dormir pueden reducir la capacidad de realizar actividades para las que hay que estar totalmente alerta, como conducir.

  Cuanto cuesta cambiar la correa del alternador seat ibiza

Para los alérgicos, los medicamentos que contienen antihistamínicos pueden ayudar a aliviar muchos tipos de alergias, incluida la fiebre del heno. Pero estos medicamentos pueden interferir con la conducción y el manejo de maquinaria pesada (incluida la conducción de automóviles). Los antihistamínicos pueden ralentizar el tiempo de reacción, dificultar la concentración o la capacidad de pensar con claridad y provocar una ligera confusión aunque no se sienta somnoliento.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad